20/1/17

Los valores que deberíamos encontrar en cualquier blog.

Llevo toda la semana encontrando en las redes blogs que aconsejan cómo mejorar nuestro cuaderno de bitácora. He visto de todo: aumentar seguidores, contenido que puede resultar interesante para potenciales lectores, como gestionar tu propio espacio si eres escritor, como aumentar tus ventas... He visto artículos interesantes y otros que son un copia-pega, los que exponen la realidad, los que la manejan y la inventan... No sé si en realidad ha sido un cúmulo de casualidades, si toda esta información la he buscado sin querer o ha sido ella quien me encontrado a mi (¡señales!¡Señales!), pero han sido un conjunto de ingredientes que, metidos en la coctelera que a veces es mi cerebro, han conseguido que elabore mi propia lista de aspectos que no deberíamos descuidar.

No te harán ganar seguidores (o sí, ¿quién sabe? aunque probablemente sea a largo plazo y a veces la impaciencia nos gana la partida), pero considero que es una lista de valores que los blogs de reseñas literarias, y también muchos otros, nos deberíamos aplicar.

El título de este articulo iba a ser algo así como: "Diez cosas que debes hacer para conseguir un buen blog", pero al final esa larga lista se ha quedado en cuatro pilares básicos. Ahí va mi aportación.  

INDEPENDENCIA

Es mi mantra personal y lo no cambiaría por nada. Tener un blog que es mío de verdad, sin copiar lo que hacen otros, sin depender de lo que te envíe una editorial o un autor para reseñar. Yo elijo, es así de simple.
Y diréis... Mi espacio es mío y de nadie más, y no consiento que me digan cómo o qué debo decir. Llegados a este punto, reflexiona un poco y abre tu mente, vamos a analizar esta idea un poco. 
Debe estar bien eso de pedir la última novedad a editoriales y autores, y nutrir con eso el contenido de tu web, intentando ser el primero en reseñarla y digo que debe estar bien porque hay muchas bitácoras que se vuelcan a ello. Para mí el motivo es casi siempre el mismo: leer gratis (también he escuchado a quién insiste en que es un trabajo y que el libro es el pago, pero eso da para un debate muy amplio que no voy a tratar aquí, aunque sí confesaré que oírlo me escandaliza), pero hay un mar de fondo que hace que estés al servicio de otros: solo reseñas lo que dicta la última moda, solo lees lo que el marketing, bueno o malo, decide qué hay que elegir. De verdad que no entiendo la tiranía de leer únicamente novedades para que un blog sea grande, si lo piensas verás que con este sistema hay muchas carencias. Hay que leer más y de todo, sin prejuicios, y si quieres centrarte en un solo género, estupendo, profesionalizarse es bueno, pero existe algo llamado "cultura de proyecto", has de conocer lo anterior para saber cómo y porqué se ha llegado a lo que tienes entre manos. 
Si solo lees lo que dictan las modas del momento porque crees que así ganarás adeptos, has perdido parte de tu independencia. 
¿Por qué no pruebas a hacer un blog híbrido que te permita ambas cosas? Busca de vez en cuando algo que tenga tiempo, algo que llame tu atención. Experimenta con cosas nuevas (o viejas, según se mire).


IMPARCIALIDAD

Otro punto importante, para mi es fundamental no fomentar la hipocresía y los amiguismos, pero ¿somos realmente imparciales? Creo que para que nadie se sulfure evitaré un juicio personal, lo dejaré en el aire para que penséis en ello.

Es muy difícil serlo, en eso estoy de acuerdo, los que tenemos un espacio donde comentar nos dejamos llevar, sobre todo, por las emociones que nos ha proporcionado una lectura. No somos profesionales y, para bien o para mal, es inevitable (aunque no debería serlo) perder cierta imparcialidad ante algunas cosas.

Los regalos.
¿Cómo vamos a hablar mal de algo que nos ha caído del cielo? Veo miles de reseñas maravillosas de novelas que a lo mejor no lo son tanto, pero que, después, si rascas, te das cuenta de que las ha proporcionado un editor o un autor. Algunas son así porque, aunque no sea lo esperado, no se desea herir a quien lo ha creado, otras por miedo a que se "cierre el grifo" de envíos regulares. Ojo, que también están los blogs que reciben un ejemplar y luego lo ponen de cualquier modo... Y "eso" también está mal. Te lo han cedido para hacer publicidad, no para destrozarlo, y menos si tus argumentos son del tipo: es horrible, no me ha gustado. Estírate y al menos razona, analiza... La reseña/crítica ganará muchos enteros.
Y si quieres continuar así, perfecto, pero al menos ve de frente y avisa de que es un ejemplar cedido y que tu comentario es publicitario.

Los amigos.
Es genial tener a tantos autores a un golpe de clic en Facebook, Twitter... Pero no les haces ningún favor si, por ganarte un seguidor, por un "compartir" más, has dejado parte de tu opinión en el tintero. 
Por favor, eso ocurre, no hay más que ver que se hacen "mejores" (entiéndase mejores por más analíticas y razonadas) reseñas de escritoras extranjeras (no están ahí para leerte) que de autoras nacionales. He visto cosas que a Jose Luis Moreno harían palidecer, de verdad, y si queremos que desde fuera se vea el género como algo serio, no podemos hacer eso. Hay que ser coherentes y darle al César lo que es del César. Nada más.
Es bonito eso de que el autor te agradezca por activa y por pasiva la reseña, pero si lo que has escrito no es realmente lo que piensas, estás fomentando el postureo, la hipocresía y el amiguismo. Piensa en ello.
Lo dicho, ser imparcial no es fácil, probablemente siéndolo haya quien te retire la palabra y te convierta en un proscrito, los humanos somos así de infantiles. Así que tú decides... ¿Quieres vivir en una fiesta o de verdad comentar bien un libro? ¿Quieres luchar porque la Romántica crezca y se vea desde fuera como algo serio y bien cimentado o buscas tener un minuto de gloria y cien seguidores más para sentirte importante?
No estamos aquí para eso, estamos por los libros (o deberíamos).
Eso me lleva a otra cosa: los autores que en su blog comentan libros de otros autores. No digo que no haya que hacerlo, pero mantener un statu quo, una armonía entre colegas, es tarea complicada. No puedes criticar otra novela, realmente es poco elegante, así que la mayoría de lo que encuentras son reseñas maravillosas que ensalzan los aspectos buenos de un libro y que, al lector de a pie que analiza estas cosas, le da que pensar si son o no del todo ciertas. Siempre he creído a pies juntillas el dicho ese que reza: "Zapatero a tus zapatos", el autor, con su nombre de autor debe (o debería) limitarse a escribir, que es lo importante, lo que haga en su vida privada es otro tema. 
El reseñar y opinar es trabajo es nuestro, de los bloggers. 


VERACIDAD

Autenticidad, franqueza, sinceridad, puedes llamarlo como quieras, pero es fundamental crear tu propia opinión, creer en ella y defenderla. La verdad está íntimamente relacionada con la imparcialidad del punto anterior y casi debería incluirla allí, pero he querido que tuviera su propio título en mayúsculas. Tus lectores merecen que seas autentico, confían en ti, así que hay que corresponderles.


CONTENIDOS

No las estoy enumerando, porque si lo hiciera este valor pelearía sin duda por el primer lugar. No copies, no pegues, elabora tus propias entradas, piensa, analiza. Haz las cosas desde tu propia perspectiva sin aprovecharte del trabajo de otros. No hagas listas de enlaces a otros blogs sin sentido, por mucho que te digan que es bueno citar a otros para que te devuelvan el favor, hazlo solo si tienen relación con lo que has escrito, si les has usado como fuentes, si quieres recomendar (de verdad) lo que se cuenta en otras bitácoras a tus lectores. Digo esto para que no entres en una dinámica de comento si me comentas, no lleva a nada, de verdad, no sirve para crecer si tus escritos están vacíos. A corto plazo te hará creer que tienes una cohorte de amigos, pero no es cierto... No lo es.

¡Ah! Y no escribas un post en media hora. Créme, se nota.



¿Me he dejado algo? ¿Tenéis vosotros valores distintos?
Ahora os cedo la palabra.






Posdata:
No he entrado a valorar que un blog sea correcto y esté bien escrito. Doy por sentado que debe de ser así. Manejamos las palabras y no podemos justificar faltas de ortografía graves y erratas. Tampoco voy a entrar en el "aspecto" de un blog, ni comprendo que se tenga que cambiar la plantilla cada semana (el blog en sí solo es un medio, lo importante de verdad son los contenidos), ni que esté descuidado o lleno de parafernalia infantil. Entiendo que si uno quiere ser serio, la caja, la piel del blog, debe ser neutra, fácil y manejable, para mi es obvio. 




10/1/17

Por todo un año de viajes literarios...

Empieza el 2017 y el club "De viaje literario" inicia un nuevo año de lecturas conjuntas. Esta vez haremos algo distinto: vamos a leer un clásico. Y puede que lo hagamos más veces a lo largo de todo el año, quién sabe, vamos incluyendo novedades y exponiendo nuestras inquietudes sobre la marcha.

El libro escogido para enero es: Jane Eyre de Charlotte Brontë. Y, para qué negarlo, fue Anna la que, en cierto modo, nos abrió el apetito. Sí, sí, hablo de Anna Casanovas. Herbarium fue una de las mejores lecturas del club del año pasado y su novela, Jane Eyre (por sus citas y por ser el escondite de unas flores preciosas) es uno de los protagonistas. Cuando se presentó a votación, la memoria colectiva influyó, sin duda, para que fuera elegido.
La peli de Fassbender no tuvo nada, nada que ver.
[Risas]

De este libro hay infinidad de ediciones, pero yo en la foto os presento la mía: tapa dura, con el lomo de tela... Un bonito regalo de Navidad. Lo dejé caer... y Santa no se hizo el loco. Fue genial.

Os dejo la sinopsis:

Jane Eyre es una novela clásica de amor, precursora del feminismo y la psicología moderna, sobre una huérfana que se enfrenta a su destino manifiesto.
Jane Eyre es una de las grandes novelas de todos los tiempos. En su época supuso todo un fenómeno, además de un escándalo y una revolución.

La novela cuenta la historia de amor entre Edward Rochester y Jane Eyre, la institutriz de su hijastra Adèle. Jane es una niña huérfana desde los diez años que se ha educado en un orfanato miserable. Su inteligencia y su afán por aprender consiguen apartarla del mundo de su infancia. Sin embargo, su amor por Edward se verá enturbiado por el descubrimiento de que su mujer, demente, vive todavía, encerrada en una habitación de la casa.

Empezamos el 12, menos mal que no queda nada.

9/1/17

Lo compro, no lo compro... (9 de enero de 2017)

Tratando de recuperar la rutina en este año que empieza, retomo la sección de los lunes: "Lo compro, no lo compro..." En la que, basándome en lo que tengo acceso del libro: portada, sinopsis y el avance que Amazon deja leer del libro, analizo si debo o no debo elegirlo como lectura.
Sé que en diciembre estuve ausente, pero, además de por falta de tiempo, se repitieron autoras a las que ya había dicho no recientemente y decidí posponerlo. 

Hoy, 9 de enero, el libro top 1 en las listas de Amazon es: "Mientras te esperaba" de Gema Samaro.

SINOPSIS
¿Te imaginas que tu gato se escapara para encontrarte pareja?
Eduardo es el heredero atractivo, insufrible y borde de un emporio empresarial, pero se dedica a dar clases en la Universidad donde todos desconocen su origen. Su vida transcurre sin sobresaltos hasta que tres semanas antes de Navidad, coincidiendo con la llegada de su madre a la que no soporta, su gato Blas desaparece de forma misteriosa.
Si Eduardo ya odiaba la Navidad por una serie de sucesos traumáticos que padeció en su vida, lo de Blas hace que la aborrezca más todavía.
Desesperado, y tras colocar carteles por el barrio, recibe la llamada de Soraya, una fotógrafa muy especial que asegura haber visto al gato.
¿O es el gato el que la ha visto a ella? Y si es así ¿por qué ha elegido a Soraya, si detesta a Eduardo con todas sus fuerzas?
MIENTRAS TE ESPERABA es una comedia romántica con un gato que sabe lo que quiere, su extraño dueño que no da pie con bola, una chica que retrata lunas y el amor que los encuentra.

Por la portada y la sinopsis... ¿no os parece una historia de cuento? Me ha hecho gracia porque sale de lo común en este género.
Vamos con el avance a ver qué tal.

No hay prólogo, el capítulo uno entra directamente a saco y sí, la narrativa me suscita un cierto aire infantil, con esas exageraciones típicas de los cuentos. Es solo una impresión (quizá la influencia de la portada) pero me parece como si estuviera escrito para niños. 
Me resulta raro que no se use las comillas españolas, las angulares, y que la autora prefiera la inglesa, parece que los correctores te repiten a la saciedad que lo adecuado es lo otro, y en una escritora de renombre (aunque este libro es autopublicado) me resulta extraña la elección. También es curioso que para gritar se alarguen las vocales de una palabra hasta llenar la página, lo veo demasiado informal.  
La historia está escrita en clave de humor, y no es que eso no me guste, me encanta reír, pero manejar lo ridículo, lo descabellado, es complicado y en este caso hay demasiadas frases encadenadas que rozan lo absurdo. Eso es totalmente personal, lo que funciona para un lector, para otro no y, aunque el tema me gusta, si el libro se desarrolla todo en ese tono... No sé, creo que acabaría cansándome.
Veremos qué pasa la semana que viene.