21/12/15

Donde empieza todo - Anna Casanovas













(Serie Patriots nº3)

SINOPSIS
Harrison MacMurray, agente de un peculiar departamento de Inteligencia, debe investigar los asesinatos de dos matemáticos y dos militares retirados y la primera pista fiable que encuentra vincula esas muertes con un prestigioso y joven congresista, el niño mimado del Capitolio, Benedict Holmes.
Victoria se casó con Benedict porque compartían el mismo sueño: cambiar las leyes para que sirvieran de verdad a quien las necesitaba y no solo a quien podía pagarlas, pero Ben ahora es distinto y ella ya no se siente feliz con su vida. Hasta que una mañana conoce a Harry, el analista informático que han contratado para la campaña de reelección de su marido.
Harry tiene que averiguar cuanto antes si Benedict Holmes es un traidor, no pensar en Victoria, en lo increíbles que son sus ojos, en lo excitantes que resultan todos y cada uno de los segundos que pasa con ella. Debe ir con cuidado, un mero error podría ser mortal para los dos. Y tiene que encontrar el modo de contarle la verdad a Victoria antes de que sea demasiado tarde. O tal vez ya lo sea…
Porque el amor es lo más peligroso que puede sucederles.


Cuando empecé a leer esta historia estuve a punto de dejarla. Sí, ya sé que debéis pensar que dejar un libro en las primeras páginas significa que es algo espantoso y no puedes seguir. Para nada. Solo era un intento de mantener de una pieza mi corazón.
Y es que... El libro comienza con un funeral: el entierro del que se supone es/era el protagonista. Sí, sí, mirad los primeros capítulos en la página de Amazon donde venden el libro, allí podéis echar un vistazo (ENLACE). Victoria, la protagonista femenina, nos lo cuenta en primera persona y es desgarrador. Ya desde el principio Anna le imprime tanta intensidad a sus palabras que supe, que si esto acababa así, yo lo iba a pasar muy mal. Y ¿qué ocurre cuando creo que un personaje me va a decepcionar? Me recubro del mejor blindaje para evitar enamorarme de él, para no conocerle y sentir lo que le pase, pero... eso con Anna Casanovas es: imposible. 
Esta autora es especialista en mostrar el interior de sus protagonistas, en conseguir que el lector padezca en sus carnes todo lo que está pasando por sus mentes. Y si se enamoran, tú, irremediablemente, sonríes y lo haces a su lado y si sufren... Pues eso. 
Pero estamos hablando de novela romántica y, al menos, tienes la casi seguridad de que acabará bien (aunque pienses que el personaje pueda acabar siendo algo al estilo de Sam, Patrick Swayze, en Ghost).

Además, a este carrusel de emociones, y paralelo a la historia de amor, se le suma una trama de suspense al más puro estilo de película americana. Espionaje, asesinatos, disparos, micrófonos ocultos, traidores y traicionados, intereses, poder... Hay de todo, pero bien orquestado. Y todos los personajes secundarios que llevan a cuestas esta parte de la historia: Ben, Dupont, Spencer... están perfectamente perfilados y son muy reales.
No puedo contaros mucho más de la trama de lo que aparece en la sinopsis, hacerlo sería desvelar puntos de la historia que es importante que el lector conozca por sí mismo. Solo diré que a pesar de plantearse un triángulo amoroso, no olvidemos que Victoria está casada, la aventura entre los protagonistas se esboza de una forma en que no se ve como algo sucio o caprichoso. La relación entre el matrimonio está muerta antes de que llegue Harry. Lo comento por si alguien pudiera pensar otra cosa.

De esta novela y de la relación entre Ben, Harry y Victoria sacamos un mensaje claro. En el amor a veces hay que ser egoísta y pensar en uno mismo. Hay que dejarse llevar por el corazón.