18/3/16

Novela romántica. La delgada línea entre pornografía y erotismo.

Hoy toca tema difícil y peliagudo, además de que me voy a limitar a abrir la caja de Pandora y a dejaros que reflexionéis y me deis vuestra opinión.

Es muy evidente la escalada de novela erótica que a menudo se incluye dentro de la Romántica y, ojo, no me parece mal. Si un género tiene su público, entiendo que se genere cierto auge y que la oferta se equipare a la demanda. 
Pero no toda la erótica que se incorpora al género romántico debería estar bajo ese abrigo y más de una novela tendría que independizarse y volar por sus propios medios. A veces pienso que como la Romántica tiene su público, hay quienes se aprovechan para malmeter un poco de todo, a sabiendas que se venderá como churros.

Empezamos.
Según la RAE, la definición de erótica es:

Tiene varias acepciones, pero todas ellas poseen un denominador común: el deseo, la atracción, la pasión... encaminado hacia la sexualidad. 
Visto desde esta definición, toda novela romántica con cierto componente sexual debería llamarse erótica porque como veis el abanico es muy amplio y abarca mucho, quizá demasiado. Podría decirse, por lo tanto, que el género de literatura romántica erótica, por definición, es aquel en el que, en una historia de amor entra el sugerir ese deseo, estimular la sensualidad, jugar con símbolos sexuales... En realidad no es así, pero es que los términos son bastante ambiguos. Aunque, ojo, no es necesario para que un libro destile erotismo que haya escenas de sexo explicito (una falta ceñida, un buen escote, unos tacones altos... todo eso puede ser muy erótico y su misión es insinuar simplemente). Eso lo pedirá la propia novela, las relaciones entre personajes y el tono en el que esté escrita. Aunque considero que sí debería especificarse cuando las hay. Creo que a los lectores hay que informarles bien para que sepan en todo momento qué se van a encontrar, no olvidemos que el arco de edades de consumidores de literatura romántica es muy amplio y las sinopsis no siempre son lo que prometen.
Ahora que lo pienso si se volviera a la antigua clasificación por rombos que se hacía antaño en la televisión, habría portadas que serían como los calcetines que llevan los jugadores de golf. 
;)

¿Qué ocurre cuando no hay historia? ¿Cuando los personajes se ven envueltos en una relación tórrida en la que apenas juega papel el Amor?
Otra vez echo mano de la RAE.


La novela pornográfica es aquella que se desnuda, de forma literal, para ser absolutamente directa. La sexualidad pasa a primer plano buscando el placer del lector. La trama romántica queda supeditada a ello o desaparece.
¿Es acaso censurable? No, para nada. Pero no es novela romántica y debería tener un aparte en las listas de venta.

El sexo es viejo en la literatura y en determinados momentos ha estado mal visto y censurado. Hoy se trata con naturalidad y en cierto modo se ha democratizado, pero la línea entre pornografía y erotismo es muy delgada y, quizá, se debería matizar en las subdivisiones del género y no esconderla bajo la gran manta de abrigo que es la romántica erótica.
¿Creéis que se confunde erotismo con pornografía? ¿Tenemos los lectores toda la información que deberíamos? ¿Cuál es para vosotros el límite entre novela romántica (a secas) y romántica erótica? ¿Hay pornografía en la romántica erótica?
Contadme.








20 comentarios:

  1. Hola! Es un tema que siempre suscita polémica. Yo creo que en la novela romántica cada vez se mete más sexo sin venir a cuento, en algunos casos porque la editorial así lo exige. Yo no soy nada partidaria de incluir escenas sin ton ni son simplemente porque está de moda o porque vende. Lo único que se consigue así es desvirtuar al género.
    Un saludo! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón. La polémica está servida y también es verdad que muchos libros tienen escenas metidas con calzador. Y yo no podría decir si es porque venden más, está de moda o mola, pero así es.
      El caso es que se nota, cuando una escena es gratuita se nota.
      Muchas gracias por pasarte y comentar, Paola.

      Eliminar
  2. Hola!
    Uff... anda que no hemos hablado del tema ¿eh? jeje. Ya sabes que a mi es una de las cosas que mas me toca la moral en ocasiones y me hace ser políticamente incorrecta cuando leo según que cosas.
    Veamos, sexo en una novela romántica no esta mal. Pero esto es como el café con leche. O es café con leche o leche con café. El resultado no es el mismo, lo siento. Ah, y luego tenemos el café solo, pero ahí pocas se aventuran, curioso.
    He leído novelas romántico eróticas donde la mitad o mas de la mitad eran escenas de sexo y qué quieres, no aportaban nada a la trama.
    ¿Había un conflicto en la pareja? lo solucionamos con un polvo, ¿nos vamos de viaje? lo celebramos con un polvo? se muere tu prima ¿te consuelo con un polvo?. Y luego ademas está el tema de lo repetitivo de la descripción. En fin...
    ¿Pero sabes lo que mas me joroba de esto?que dichas novelas estaban catalogadas como actual.
    ¿Sabes que hay gente que dice que el problema de la decadencia del chick lit es que no tenga sexo o no el suficiente?

    Algunos comentarios dicen que está bien, que ahora se empieza a llamar a las cosas por su nombre y a quitar tontería al asunto. Me pregunto si ser soez en las descripciones y en el lenguaje es "llamar a las cosas por su nombre".
    Lo siento, antes también se hacía, existía un género llamado erótica con editoriales buenísimas y libros de gran calidad que lo prueban y en las que el amor estaba presente, pero era un amor distinto, mas duro quizá.

    En fin, no me extiendo mas que tampoco es plan
    Me gusta el debate
    Muchos besines guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has hecho reír, Cris.
      A ver, si la trama lo pide el sexo no está de más. El caso es cuando chirría y se ve totalmente gratuito o no afecta para el desarrollo de la trama. Pero ojo, diría lo mismo de un exceso de descripción: repetitiva, cansina... aburrida.
      Estoy de acuerdo con lo que dices sobre la forma de catalogar las novelas. A mi también me gustaría saber qué compro y qué voy a leer antes de hacerlo.
      Muchas gracias por pasarte, Cris.
      Mil besos.

      Eliminar
  3. Buenas :) Ha compartido una amiga tu enlace en facebook y, como siempre, me paso a leer estos debates, porque me tocan de cerca.

    Soy autora de erótica (desde antes de que existiera la erótica actual...). Comentas que una novela pornográfica es esa en la que solo hay erotismo y no hay sentimientos, no hay amor. Bueno... para mí, una novela erótica sin trama romántica, no es pornografía. Puede ser cualquier otra cosa, pero pornografía no. Ojo, aunque yo haga estas distinciones, el mercado hará lo que hace siempre, lo que le da la gana, jajaja.

    Mi diferencia personal entre erótica y pornografía, según mi experiencia como lectora y escritora, es la forma de tratar la sensualidad y la sexualidad. Si en una novela solo hay sexo sin sentido con un lenguaje crudo y de mal gusto, por mucho que haya una historia romántica... pues mira, para mí es pornografía porque se busca el producto fácil. Si una novela erótica está llena de sensualidad, de despertar emociones, de que te toque la fibra, y no hay romance, pues no la voy a englobar en la pornografía. Y si la historia de amor surge de una relación erótica, tampoco la podemos llamar pornografía.

    La diferencia está en la narración, en la sutileza de su autor y en el trato de las escenas. No todas las novelas necesitan sexo y muchas novelas ganarían con sexo. Un buen autor es el que sabe narrar una escena erótica sin que desentone con el resto del relato, el que incluye una escena con la sensibilidad adecuada. Escribir erótica no es algo que se deba hacer a la ligera. He escrito muchos posts sobre como introducir erótica en una novela, los errores comunes y lo que destroza una buena historia solo porque quisieron meterle sexo en todas las páginas.

    Como digo, el mercado está como está y lamento bastante la poca calidad erótica que hay :(

    Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Paty, no he escrito el post para acotar por mi misma los parámetros dónde ha de moverse la escritora de erótica, ni siquiera se me ocurriría, simplemente me he basado en la definición de la RAE para tener una base de la que partir y abrir con ello el debate. Además, lo aplico exclusivamente a la novela romántica, no voy a entrar en la erótica pura o la pornografía en general; sería demasiado amplio y no es lo que pretendo. Coincidimos en que el erotismo, dentro del género, es importante, incluso hasta necesario, pero eso no se traduce (o no debería) en una sucesión de escenas de cama. Lamentablemente, en muchas novelas eso ocurre, y la línea entre erótico y pornográfico se trasgrede sin que autores o editoriales se paren a pensar si es conveniente para el tono y la historia. Como vende, pues allá vamos. Y, en esas ocasiones, las escenas de sexo se convierten en una serie de descripciones que no vienen a cuento y que incluso llegan a cambiar el estilo del lenguaje mantenido en el escrito.
      ¿Hay pornografía en muchas novelas románticas que no se catalogan ni siquiera como eróticas? Sí. Y, oye, me parece perfecto. Cada autor decide, con más o menos acierto, cómo ha de ser su novela, pero le estamos creando confusión al lector y ahí es donde voy. A que al menos sepamos qué vamos a leer de antemano.
      Gracias por tu aportación al debate.
      Un saludo.

      Eliminar
  4. Hola eMe!!
    Pues muy de acurdo, creo que la línea que define la romántica erótica de la erótica cada vez se desdibuja más. Ahora encuentras novelas puramente eróticas dentro de la romántica, y el problema es que mucha gente lo compra pensando una cosa y luego se encuentran con otra.
    Cada vez hay más libros llenos de escenas sexuales metidas sin ton ni son, y sin trama romántica por medio. Ya sabes que hace poco me pasó eso mismo con un libro y yo, lo siento, pero por ahí no paso. Si compro o leo novela romántica, lo que quiero es una novela romántica, con una trama en torno a la historia de amor, aunque luego me metas fantasía, suspense o lo que quieras, pero no quiero una novela donde se están acostando en la primera página y se acuestan por todo lo que pueden y más...
    Y concuerdo con Cris en que a eso no es "llamar a las cosas por su nombre" eso es enmascarar una novela erótica dentro de una romántica...
    Besos guapa! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Sandra!
      Hay cierto caos, sí, pero tiene difícil solución. En cierto modo es como si el boom de la erótica (tanto oferta como demanda) les hubiera pillado desprevenidos y en vez de darle una entidad propia, que por otra parte es lo que merece porque hay variantes y subdivisiones que tendrían que catalogarse, lo han englobado como subgénero de la romántica y y ya está, y lo único que se consigue es que se desvirtúen el uno al otro.
      Un abracito!

      Eliminar
  5. Iba a decir algo pero Paty ya se me adelantó y estoy de acuerdo con ella. El problema que yo veo es que se tiene tendrncia a creer que escribir un "polvo" en una novela es sencillo y que todo el mundo sabe y no es así ni de lejos. Como tampoco se pueden poner escenas eroticas en todos los libros ni a cada momento. Por eso muchas veces es un género maltratado. Como también se maltrata al género romántico cada vez que se publican libros que no tienen ni pies ni cabeza.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Noemí.
      Para nada es fácil describir un "polvo", pero tampoco lo es darle ironía a un diálogo sin hacerlo pueril o crear una trama consistente.
      Escribir no es fácil.
      Hacerlo bien, se entiende.
      Yo no creo que la erótica sea un género maltratado, o al menos no más que la romántica a secas. Si lo piensas tiene muchos seguidores, muchos lectores y muchas editoriales que le dedican un apartado importante. Otra cosa es que el producto que ofrecen sea o no de calidad, pero ahora mismo hay una gran oferta.
      Si fuera del género no se tiene una buena opinión de él, a veces es por desconocimiento, hay cierta tendencia en este país a hablar sin saber, y a veces porque desde dentro no sabemos como trasmitir cierta seriedad y rigor en lo que hacemos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Ciñéndome a tus preguntas: ¿Hay pornografía en la romántica erótica? Pues diría que sí, que se publica mucha pornografía donde el romanticismo (y si me apuras lo erótico) brilla por su ausencia, entendiendo lo erótico como esa sublimación que trata de ir más allá de lo literal, que involucra sensaciones y emociones y no solo gimnasia sexual. ¿Cuándo pasa una novela romántica a ser erótica? Diría que cuando la relación se construye y evoluciona a través de ese contacto piel con piel, ya sea más sensual o puramente físico. Cuando lo erótico es relevante y clave ;)
    Y sobre la información, coincido en que todo parece haberse diluido tanto, que es de lo más normal encontrarse escenas y más escenas de alta graduación solo porque parece que cuantas más mejor, y no creo que todas las lectoras estén de acuerdo con eso. ¿Solución? Comentar, dejar claro lo que nos gusta, lo que no y tratar de encontrar nuestras lecturas. Estoy segura de que se puede ;) ¡Gracias por la entrada, eMe!
    Y por cierto que se me olvidada, estoy muy muy en contra de que el lenguaje crudo implique más naturalidad o más realismo o más de cualquier otra cosa. Puede estar bien en su justa medida o en un contexto necesario, pero hay muchas ocasiones en las que me pone los pelos de punta y me quita todas las ganas de leer, y si eso no es anti erótico…

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Marisa!
      Muy de acuerdo: Hay pornografía en la romántica erótica, y no solo en ella, en muchas novelas catalogadas como romance actual. Aunque entiendo que el erotismo no debe ser exclusivo de la novela erótica, esa tensión que se crea, esa pasión, deseo, atracción, son importantes en el género romántico, pero de ahí a lo que luego te encuentras...
      Gracias a ti por pasarte.
      Un abrazo.

      Y sí, el lenguaje soez a mi también me saca de escena.
      Besos!

      Eliminar
  7. Como siempre un excelente debate Eme!
    Te hablo como lectora asidua al género erótico…..después del boom de 50 sombras, nos vimos envuelto en copias de este tipo de libros, es lo que vende…pero la erótica siempre ha existido…S.Black, Lora Leigh, antes de conocer a las españolas de este género, vendían, y siguen vendiendo…eran vendidas como novelas contemporáneas, y aunque había y hay escenas de sexo en ellas, no era el hilo conductor de la historia, si el lenguaje en esas escenas son sensuales,…algunas veces crudo, y no me importa, si hay algo más en la historia aparte de sexo….pornografía…es sexo sin sentido, una unión de escenas una detrás de otra si nada que la sustente.
    Tal como dijiste “no es necesario para que un libro destile erotismo que haya escenas de sexo explicito”, no, para nada, ya que he leído escenas (ahora me viene una de entre sueños de Ángeles Ibirika tendiendo sabanas, que mas sensualidad no podría tener) que ya solo con tu imaginación y el lenguaje que de su narración te basta.

    Besitosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Marilí!
      La erótica siempre ha existido, claro que sí, pero últimamente parece que hay una carrera por lo más difícil y disparatado y sobre todo una mayor inclusión en novelas que antes no tenían este tipo de escenas. Pero de verdad que yo creo que el problema está en encontrártelo sin esperarlo, sin saber o, simplemente creyendo que era otra cosa.
      Ahora que nombras a Ángeles, hace mucho que no leo nada suyo.
      Un beso, Marilí.

      Eliminar
  8. Hola de nuevo!!
    Mi pregunta o reflexión o como lo querais denominar es la siguiente: Realmente cuando se escoge una lectura NO se sabe la carga erótica que va a tener? Porque sinceramente soy yo la única que investigo minimamente a cerca de un libro para saber lo que hay dentro? Supongo que no. Todas las que habeis hablado aqui o sois escritoras o blogueras o ambas cosas a la vez. Yo soy una simple lectora a la que le gusta el romance y la erotica también, junto y separado. Quizá el trabajo principal sea de los lectores para informarse un poco y las editoriales que no vendan gato por liebre.
    Y sí, es cierto que hasta un corte de pelo puede resultar erótico, pero no veo yo donde está lo malo de describir una escena explicita, cusndo se hace bien y los caracteres de los personajes lo requieren, porque sus naturalezas son más pasionales.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola de nuevo, Noemí!
      Pues a veces no, porque hay novelas en contemporánea que tienen entre sus páginas escenas de sexo explícito y eso normalmente no lo pone en la sinopsis.
      Lo de investigar o no... pues a veces un libro acaba de salir y solo tienes sinopsis, portada y cuatro opiniones dichas aquí y allá y en ocasiones hasta que no hay un buen puñado de reseñas no sabes a qué atenerte porque muchas de ellas son, o parecen, publicidad maravillosa del libro y no se paran en estos detalles (de esto todos lo hemos visto, o tú no te has preguntado alguna vez si determinada bloguera y tú habéis leído el mismo libro).
      Y no hay nada de malo en una escena explícita, pero hay gente a la que no le gusta o simplemente le "saca" de la lectura. O imagina que el libro cae en manos de una lectora joven y primeriza, pues a lo mejor no es lo que sus padres quieren.
      Así que... pues eso. No creo que haya nada de malo en una mejor clasificación. Al fin y al cabo no es mucho pedir.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Hola eMe!
    Creo que el principal problema es que muchas veces las novelas no andan bien catalogadas. A mi no me importa que haya alguna escena de sexo, todo depende de la historia, algunas no hace falta, otras te hace sentir más esa pasión estando bien llevadas. Simplemente, para mí, depende de la historia. Pero aquí como dices en el título es la delgada linea que hay entre una cosa u otra... y sí, creo que a veces se desdibuja esta linea.
    Un beso y me ha encantado leer todo lo que aquí se ha comentado :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Samantha!
      El tema es complicado. Hay quien no se molesta al encontrarse escenas explicitas o que incluso busca esa carga erótica potente y quien prefiere diferenciar que lee... Para gustos los colores.
      Pero no estaría de más que se regulase de alguna forma.
      Un beso, Samantha!

      Eliminar
  10. No quería irme sin comentar, pero la verdad es que ya han dicho lo que pienso sobre el tema... En mi caso, no me desagrada leer novelas con escenas eróticas (tanto con sexo, como sin él, porque como bien dice Paty no todo es sexo en el erotismo) siempre que el lenguaje esté cuidado y no haya palabras fuera de lugar en la narración. A no ser, claro, que los personajes en algún momento intervengan (con diálogos) y esté en ellos el expresarse de manera... "soez", por llamarlo de alguna manera.

    Supongo que, como bien dicen también por aquí arriba, todo depende de la historia y de lo que quiera transmitir.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte R.Crespo.
      Un placer que te hayas sumado al debate.
      Saludos.

      Eliminar