28/6/17

Encuentros, congresos, ferias... Los eventos que rodean al género romántico.

La reciente Feria del libro de Madrid (ya os conté mi paso por allí - Enlace) me ha hecho pensar sobre los eventos literarios relacionados con la Romántica que tienen lugar en la península. A muchos no he podido asistir, obvio, pero siempre he intentado seguirlos a través de las crónicas de quiénes sí han ido, con la intención de tener una idea global de lo que se cuece en nuestro país. Aunque se hagan en puntos distantes de la geografía española no hay tantas diferencias entre ellos. No en lo que intentan conseguir, claro, las formas varían.  En líneas generales se busca promocionar el género, captar nuevos lectores, presentar novedades y debatir sobre temas internos o de actualidad. Pero ¿nos beneficia esta mezcla?

¿A quiénes van dirigidos?

No me refiero a edades, sexo o grupos sociales. No es eso. Simplemente creo que un lector acude a estas actividades de forma muy diferente a como puede ir un autor, un editor, un corrector... Un profesional.
Un lector busca información sobre las nuevas o viejas publicaciones, quiere su libro firmado y la foto con su escritor preferido. Quiere charlar y conocer al autor que está detrás de las novelas que devora, quiere beneficiarse de descuentos si compra, obtener regalos y que le sorprendan... 

Un profesional de sector, digamos un escritor, a menos que acuda a darse un baño de multitudes, a presentar o firmar, imagino que quizá busque también intercambiar opiniones con sus colegas, conocer a su editor o a otros nuevos, asistir a conferencias técnicas o talleres, aprender de quiénes llevan más tiempo... Es decir, algo más profesional y de negocio y menos lúdico.
Pero ¿por qué se tiende a mezclar todo? ¿No sería más lógico hacerlo por separado? 

Sinceramente, creo que el género necesita de ambas cosas. Sí, hay muchos lectores, pero algunos andan «despistaillos» y que haya eventos que, con una buena y variada programación, les informen sobre lo último que se cuece, es fundamental.
En mi opinión, al lector hay que cuidarlo y no debería de pagar ningún tipo de cuota por acceder a un local con casetas o mostradores llenos de libros, donde le aconsejen qué leer y dónde pueda conocer a su autor y llevarse su ejemplar firmado. Lo más parecido sería una feria (ya hay algún evento montado de esa forma). Pero aquí tendrían que ser las editoriales las que se movieran, al fin y al cabo son las más beneficiadas porque la promoción se traduce en ventas, aunque no parece ser así, al menos da la impresión de que cada una hace la guerra por su lado. 

Es lógico que los integrantes del sector, aunque también son lectores, necesiten de algo más en estos encuentros (Aquí si encuentro lógico que se cobre por el acceso). Y en más de una crónica he leído acerca de la desilusión tras un evento. Esa sensación de ir «para nada» sobre todo, si la persona iba con la ilusión de dar a conocer su trabajo o a aprender de los veteranos.

Cuando termina un encuentro romántico la frase que más se escucha es: «Lo mejor, los saludos y abrazos» y eso dice mucho de lo sucedido. Es cierto que en este mundo las redes ponen muchas cosas a tu alcance como profesional, pero siempre es bueno el contacto humano. Y escritores, editores, correctores, traductores, blogueros, críticos... tienen que presentarse, conocerse, hablar entre sí,  hacer nuevos contactos, intercambiar impresiones... No solo saludarse y abrazarse. Es importante que haya cierta unión porque de ellos depende que el motor romántico no se detenga. Y es fundamental que entre todos se creen lazos. 

Las mesas de debate están genial. Es uno de los puntos fuertes de los eventos, pero hay que dirigírlas al público que asiste. Y si tratan, por ejemplo, sobre cómo los nuevos autores deben moverse en las redes y tener su propio blog o web, los lectores de la sala pueden sentirse excluidos de lo que se habla.
Sinceramente, creo que los profesionales deberían de tener un aparte para hablar de sus asuntos donde ponerse de acuerdo y avanzar.

¿Quién debería organizar algo así? Pues ahora mismo lo veo difícil, porque todo parece un tanto... desorganizado y de andar por casa. Lo más lógico sería pensar que, más que personas individuales, quizá la gente debería unirse como en otros sectores o profesiones. Pero, al menos yo no conozco asociaciones de escritores de Romántica en España o de otros ramos de profesionales del sector. Y desde luego, si las hay, tienen poca repercusión. No digo que no se intenten cosas, realmente lo ignoro, pero desde fuera da la impresión de que cada uno hace la guerra por su parte. 

¿El futuro?
No tengo la fórmula del éxito, ¡ojalá! Pero me me parece que, como cara visible de la Romántica al mundo literario, deberían de empezar a cambiar. No sé a vosotros, pero a mi me gustaría que se viera más seriedad, más profesionalidad, más compromiso. Además, tengo la impresión de que los modelos actuales de este tipo de encuentros acusan cierto desgaste, de que van a menos, en vez de ir a más y de que cada vez los asistentes están más desencantados. 

No sé, vosotros ¿cómo lo veis?
¿Qué pros y contras os encontráis en este tipo de eventos? 






2 comentarios:

  1. Muy buena entrada y con mucha razón
    como bien dices lo mejor siempre es conocer y abrazar a esa gente a la que coges tanto cariño a través de las redes pero no tienes cerca
    Creo que es muy complicado complacer a todos y sí, como lectora, a todos los que he asistido (que no son muchos) la mayor parte del público han sido o escritores publicados o escritores que querían que les publicaran o estaban haciendo sus primeros esfuerzos.
    Podría ser una buena idea, no sé si eventos diferentes, pero al menos sí actividades diferenciadas para distinto publico objetivo
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este mundillo necesita ambas cosas, por un lado promoción para captar más posibles lectores, pero promo de la buena, no de la que nos hace parecer una panda de señoras (uso el femenino adrede) que van de despedida de solteras. Promo seria que nos haga posicionarnos como una lectura de ocio de calidad. Y por otro, creo que también es necesario que se unan y se interrelacionen los profesionales del sector. Siempre es bueno intercambiar opiniones.
      Muchas gracias, Pepa, por traer tus opiniones a este pequeño rincón.
      Besos.

      Eliminar