7/6/16

La crítica literaria en la novela romántica (Reseñas vs críticas #2)

Esta entrada es, en cierto modo, una continuación de otra que publiqué, en este mismo blog, el año pasado, "Reseña vs crítica" (si quieres leer el artículo completo puedes hacerlo pinchando en este ENLACE). En él hablábamos en términos muy generales, de lo que es una reseña, una crítica y de cómo estas han evolucionado tras el nacimiento de muchos blogs literarios amateurs. 
A raíz del revuelo que se ha organizado, al menos en mi entorno inmediato, por unas (un par) de críticas, que parece están en boca de todo el mundo -he ido encontrando comentarios sueltos por ahí, sobre todo por lo bajini-; he estado pensando sobre ello y quiero que hoy hablemos de las críticas (las de verdad), de lo que suponen, de lo que esperamos de ellas y de cómo nos afectan.
(Nota: No os dejo el enlace al blog que menciono, no he solicitado el permiso para ponerlo como ejemplo, pero realmente no es importante citarlo, este artículo no es para analizar esas críticas en concreto, simplemente han sido el detonante para que ahora hablemos de todo esto. Así que no seáis cotillas, una crítica es una crítica, la escriba quien la escriba)

Por definición, una crítica literaria (esto está sacado de la Wikipedia) "consiste propiamente en el ejercicio de análisis y valoración razonada de la literatura, o de una o varias obras literarias". En otra web (Enlace) he encontrado lo siguiente: "No hay un modelo único de crítica literaria. En ocasiones, el enfoque tiene un carácter metodológico y se estudia una obra desde un punto de vista técnico y analítico. Por el contrario, existe el enfoque más subjetivo, en el que un crítico da a conocer su opinión personal en relación con la creación literaria de un autor".

No vamos a ser puntillosos y profundizar más en el tema, con esta definición y ligera explicación, ya tenemos más que suficiente para abrir debate sobre lo que en realidad hay sobre la mesa, es decir, lo que se está escuchando por todas partes: 

¿Se deben / pueden hacer críticas de las novelas, 
o solo reseñas?

Sigamos con nuestro particular examen sobre el tema. 
Entiendo que un buen análisis técnico siempre es de agradecer, tanto para el lector como para el autor (se puede aprender mucho de eso), sobre todo, sí quien lo ejecuta (sinónimo de realizar, no penséis mal) es una persona con formación y nos muestra aquellos aspectos que para un pobre mortal puedan pasar totalmente desapercibidos. Ahora bien, en estas definiciones que hemos apuntado no encontramos nada sobre si la crítica, además de resaltar los aspectos negativos, podría o debería mostrar también los positivos. Aunque la palabra "crítica" ya tiene de por sí connotaciones bastante negativas. ¿Debemos suponer que el análisis es únicamente para mostrar errores? Y si es así... ¿cómo afecta esto a la obra? ¿Y al autor? Y, sobre todo, ¿cómo nos influye a los lectores?

Cuando presentas un trabajo al mundo (da igual el que sea, incluso un cutre blog amateur como este) quedas a la vista de cualquiera, y eso que llamamos "libertad de expresión" nos da licencia a todos para opinar sin tapujos, para bien o para mal. Y aunque nos pese: todas las opiniones son respetables. Ahora bien, hechas siempre con consideración. Muchas veces un analista pierde credibilidad cuando adopta un tonillo justiciero, irónico o de despecho. No sé a los vuestros, pero a mis ojos eso se transforma en envidia o venganza, y puede que en unas cuantas cosas más.

Aunque no es ese el tema, o sí, vaya usted a saber, pero... ¿por qué es tan difícil poder expresarse cuando lo que tienes que decir no es del gusto de la mayoría? Ahí está la verdadera cuestión.

En mi caso os diré que ha sucedido. Escribí un comentario de una novela que no se entendió, o se tomó como no era, y tuve cierta presión por parte de los seguidores del autor. He leído docenas de veces mi opinión (en cierto modo no podía entender el porqué de esa reacción) y puedo asegurar que no hubo sangre, solo ciertos aspectos que deslucieron la lectura. La mía, ojo. Esta situación me hizo plantearme continuar con el blog reseñando únicamente libros de autores no nacionales (por aquello de que: "Ojos que no ven, corazón que no siente"), pero después de pensarlo bien decidí seguir en mi tónica, aunque llevo mucho más cuidado. Yo simplemente procuro contar lo que veo en los libros, nada más. Nunca con la intención de denostar el trabajo de nadie. No hago críticas técnicas, mi formación literaria es únicamente como lector, así que no estoy preparada para hacerlas, pero sí me veo en la "obligación" moral de dar mi opinión más sincera sobre aquello que comento. Aunque lo hago intentado en todo momento explicar de la mejor manera posible mis motivos, mis impresiones, y siempre desde el punto de vista del lector aficionado, claro.  Pero una cosa es quien escribe, el significado que intenta darle a sus palabras, y otra quien lee. A veces no hay feeling  entre uno y otro, y lo que tu quieres dar a entender se transforma en otra cosa. 

Muchas veces optamos por callar y no hablar de ciertos temas. No está en el ánimo de cualquiera convertirse en espuela y agitar las costumbres consolidadas del género romántico. Ahora bien, ¿son buenas las críticas? ¿Son positivas para el sector?
Aunque pueda sonar utópico, si lo piensas un poco has de decir que sí, claro, pero solo si son razonadas (obvio). Nos plantean nuevos retos, nos hacen crecer como lectores, como blogueros y como autores. Nos enseñan aquello que debemos mejorar. Pero la triste realidad es que resulta doloroso que muestren tus fallos en público (a nadie le gusta que se menosprecie o desdeñe algo que le ha costado conseguir) y, además, porque puede llegar a ser contraproducente, para ciertas personas dejarás de existir; a veces las segundas oportunidades no existen. Aunque hay que ser consciente de que, en el momento en el que exhibes tu trabajo al mundo, te expones a ello sin remedio.

Con todo esto os dejo otra reflexión destinada a aquellos que publican sus trabajos (autores o bloggers, aquí no hago excepciones): Pulidlos, dadles la mejor cara posible, revisadlos, pedid opiniones y escuchad a quiénes os aconsejen. No  os dejéis llevar por la emoción de haberlo conseguido, pensad que siempre se puede hacer mejor. Y cuando esté en el aire, si a pesar de todo ese celo, obtienes una "mala" crítica, intenta no hundirte y sacar lo bueno que pueda darte. Escribir es una carrera de fondo y, al talento, hay que alimentarlo con curiosidad, con ganas de aprender, con formación... y para eso se necesita tiempo.






8 comentarios:

  1. Hola!

    Me encanta tu entrada de hoy, comparto muchas ideas contigo. Es un buen tema. Yo a veces me pregunto ¿quién soy yo para decir que un libro está bien o mal escrito? Es por eso que no entro en valoraciones, me limito a comentar la trama y mi opinión siempre con el máximo respeto. No digo que los demás no puedan hacerlo, están en todo su derecho, simplemente que como tu dices, mis conocimientos no son los suficientes a mi parecer para valorar técnicamente una novela. Yo veo mi blog como un sitio donde sugerir novelas que me han gustado a otros lectores, con el fin de influenciar para bien. No lo puedo asegurar, pero creo que nunca pondré ninguna que no me haya gustado.
    Respecto a ti, no dejes de escribir lo que quieras en tu blog, para eso es tuyo y teniendo respeto creo que cada uno puede opinar de cualquier cosa pública. Lo mismo digo para comentar otros blogs, para eso existe ese apartado.
    Además no tiene porque gustarnos a todos lo mismo y eso la gente debe entenderlo.

    Aaii que parrafote me ha salido! Ahí lo dejo jeje.
    Besos guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Lidia!
      Pues lo de quién soy yo para hablar de un libro, me lo he preguntado un montón de veces. Yo tampoco puntúo las novelas, simplemente digo lo que veo aunque nunca lo haré de forma técnica, claro, solo cuento lo que me hace sentir, y eso puede ser válido para cualquiera.
      En fin... que parece fácil, pero no se puede contentar a todos.
      Un abrazo, Lidia!
      Mua!

      Eliminar
  2. Lo primero es darte las gracias por plantear el tema de esta manera y desde un blog.
    Luego decir que como sabes mi opinión sobre este tema es claro. No es malo dar tu opinión sobre algo siempre que sea respetuosa y razonada. No es necesario que tengas conocimientos técnicos del tema para hacerlo, que seas filólogo para hablar de un libro. ¿En serio pensamos que los que hacen críticas en los periódicos los son? ¿los que nos venden los libros en las grandes superficies y a los que pedimos consejo?
    No, no lo son. La inmensa mayoría no lo son. Pero muchos si respetan lo que hacen y ahí está el tema.
    Para reseñar/criticar tienes que tener respeto por la literatura, el escritor, tus lectores y por ti mismo. Y por supuesto, que el que te lee, sea el escritor o un fan de este, tiene que tener respeto por lo que tu has escrito le guste o no.
    No entiendo, que si una opinión no guste, se acose al que la emite ¿de qué estamos hablando? No dejar opinar en libertad va en contra de la literatura misma.
    Así que por mi parte doy gracias de que sigas reseñando/criticando. Siempre espero tus opiniones, me gusta opinar contigo es divertido y me ayudas en muchas ocasiones.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uff, Cris, parece que siempre estamos a vueltas con lo mismo, pero es que no termina de estar claro. Lees a unos y a otros, las protestas, las voces que se alzan y se contradicen en sus actos. A veces es de locos.
      En fin, yo intento aportar mi granito de arena a todo esto y por el momento seguiré como hasta ahora.
      Y como blog, yo creo que debemos comprometernos a hacerlo mejor, a dar "buena" información (entendiéndose buena como veraz).
      A mi también me gusta compartir lecturas contigo, se aprende mucho.
      Un abrazo y muchos besos de vuelta.

      Eliminar
  3. FANTÁSTICA entrada.
    ¿Has leído "Rebelión en la granja"de George Orwell? En él hay un prólogo atribuido al propio autor en el que habla sobre LA LIBERTAD DE PRENSA. Yo lo comparo muchísimo con LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN. En él expone que existía una especie de acuerdo tácito entre los intelectuales de su época en el que "ciertas cosas" no se podían decir porque "estaba mal".
    Eso es lo que pasa con las reseñas negativas. He notado que muchos blogs a veces valoran demasiado positivamente, sobre todo si los autores son nacionales. Como que "está mal" hacer una crítica de autores que "conoces".
    Es un tema que me hace dudar. Entre otras cosas porque a lo mejor soy yo la confundida y a ese determinado bloguer realmente le ha gustado el libro. Un libro que me encanta a mí, tu puedes odiarlo. Y viceversa.
    Pero hay veces que "canta".
    Yo rompo una lanza a favor de las CRÍTiCAS o RESEÑAS NEGATIVAS. Si todo fuera un 5 estrellas el mundo sería aburrido. Que yo diga que tiene 1 estrella y tú digas que tiene 5 estrellas: crea debate, da emoción, el libro te llama... Si yo fuese escritora, me gustaría que los que hablan de mi libro sean sinceros con sus emociones. Y que hagan uso de lo más importante: LA LIBERTAD.
    Como dice Geoge Orwell en su libro:
    Si la libertad significa algo, es el derecho de decirles a los demás lo que no quieren oír.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fantástico comentario! :D
      Es verdad, es solo que la libertad no sirve de nada sin el respeto. Mil veces he leído reseñas que poco tenían con lo que a mi me había hecho sentir el libro. Comentarios inflados que solo parecen publicidad.
      Si hay un acuerdo tácito para que todo sea bonito, no lo sé, pero si es cierto que es difícil hablar de alguien a quien conoces.
      Bien o no.
      Mil gracias por pasarte por el blog.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. hola,
    estoy contigo en la lectura conjunta y paso a apuntarme en tu blog.

    Me ha encantado la entrada. Yo antes estaba en un foro y por poner mi humilde opinion sobre un libro de autora española casi me comen. Yo alucinaba, era como si hubiera matado a alguien. Y las peores fueron las peloteras que estaban alrededor de esta señora. Asi que ahora suelo ir con pies de plomo por si acaso.

    Y es cierto que creo que las reseñas son constructivas, igual que creo que cada una tenemos gustos distintos y lo bonito es la variedad. Yo jamas he criticado un libro despectivamente simplemente he dicho que no me gusta o lo que no me gusta.

    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Serena!
      Gracias.
      Las reseñas no positivas (no vamos a decir negativas, porque se un libro llega hasta ese punto no lo termino) han de escribirse, en la medida de lo posible, como algo constructivo. No se trata de denostar al autor ni a la novela, porque la lectura que para uno no sirve tiene su lector en otra parte.
      Bienvenida!
      Un abrazo.

      Eliminar