Sí, no. Lo compro, no lo compro.

Aunque la imagen que os trae a esté rincón del blog sea una margarita que está a punto de ser deshojada, mis motivos para elegir o no un libro no van a estar tan vacíos, ni tan huecos o faltos de solidez.

Cada semana (os prometo que intentaré que sea como mucho cada dos) iré a los tops de amazon, escogeré el que esté en lo más alto y, con el anticipo que da la plataforma de compra de libros, analizaré si tiene lo suficiente para que su lectura me resulte de interés. 

No serán reseñas, claro, no se le pueden llamar así, ya que apenas voy a poder leer un par de capítulos, pero será una forma de comentar en voz alta lo que captura mi atención, lo que me llama y lo que me atrae de una novela.

¿Os apuntáis?
Leed conmigo y comentad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario