20/5/16

A vueltas con el spam

No sé cómo empezar esta entrada sin despotricar sobre algunas cosas que ocurren. No quiero parecer excesivamente drástica, pero es que el tema de la publicidad carente de contenido que se machaca una y otra vez, hay días que me saca de quicio.
Evidentemente hablo del mundo de la literatura, de todos esos escritores que publican lo mismo en docenas grupos del Facebook (grupos en los que ni sabías que estabas metido) y te machacan hasta la saciedad con frases como: ¡No podrás vivir sin esta historia! ¡No pierdas el tiempo, no vayas a quedarte sin él! ¡El Best Seller del año! Acompañadas de un cutre fotomontaje en la mayoría de los casos.

Señores autores, "ese" no es el camino. Lo digo con la mano en el corazón.

Eso es solo una forma de querer gritar más fuerte que el de al lado, y, cuando todos gritan, cuando el murmullo de fondo es muy alto, lo único que se consigue es que el público potencial cambie de canal (o lo que es lo mismo, desactive notificaciones o directamente abandone el grupo).

En twitter quizá por ser más un escaparate es más efímero, pero ocurre lo mismo, el mismo mensaje vacío que se repite una y otra vez gracias a esos programas que automatizan entradas.
¿De verdad pensáis que eso funciona? Yo he dejado de seguir cuentas solo por eso, porque lo único que quieren es vender. ¿Dónde ha quedado la reciprocidad, el intercambio? ¿Por qué todo hay de ir en una sola dirección? Dame información y déjame decidir por mi misma.

Entiendo que la buena gente que escribe quiere ser leída, en algunos casos venerada, y en todos aplaudida, pero la capacidad de estos pobres lectores tiene un límite.
Lo digo con sinceridad, el "cómprame", "léeme", "adórame" no funciona. Al menos no conmigo y desde luego no a largo plazo. Si de verdad queréis destacar buscad un marketing de contenidos, uno que dé información y se aleje de la venta pura y dura, uno que no diga "mira que interesante soy" sino que realmente me haga pensar que de verdad lo eres.





8 comentarios:

  1. Aplaudo tu reivindicación. Lo has clavado con lo del marketing de contenidos! Pero para eso hace falta esfuerzo y paciencia y no todos lo tienen. Casi todos los escritores tenemos un blog o una web pero si te das cuenta, la gran mayoría solo lo utilizan para hablar de ellos o sus libros, por eso al cabo de un tiempo lo abandonan o no lo actualizan. Es más fácil y cómodo poner "compra mi libro" en los tropecientos grupos de Facebook.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Paola!
      Entiendo que debido a la avalancha de publicaciones la visibilidad es importante, pero es que hay gente que lo lleva al extremo y solo dice: "¡Cómprame!" y no porque un autor, el mismo que ha escrito la obra, me diga "Léelo, es maravilloso" yo voy a creerle a pies juntillas. ¿Qué va a decir uno de sí mismo?
      Creo que los autores deberíais dejaros ver tal cual sois. Supongo que no es fácil, pero es un gancho mayor. Personalmente, lo que hace o dice una persona me hace querer saber más (o también menos) sobre lo que escribe. Si su personalidad me llega, si sus comentarios son interesantes, soy de las que piensa que su trabajo también lo será. Y si tienes que poner en tropecientos grupos de Facebook "compra mi libro" al menos que el mensaje sea tan atractivo que me haga soñar.
      Gracias por pasarte.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Me ha gustado el artículo, eMe, y me ha recordado una entrada que escribí hace algún tiempo sobre la misma cuestión, y si entonces dudaba de la eficacia del spam, ahora todavía más. Sin embargo, me considero culpable en parte, porque no siempre se tienen ideas estupendas y divertidas, y también los que anunciamos sufrimos ese desgaste y nos agotamos. Cuando hago mucha publi, luego necesito un tiempo de silencio para recuperarme del esfuerzo... XD En fin, que estoy de acuerdo en que la constancia y la creatividad son los mejores aliados, pero sigue siendo complicado determinar cuándo te quedas corta y cuándo solo estás consiguiendo saturar a tus contactos.
    ¡Gracias por la reflexión, eMe!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Marisa!
      Es cierto que ser ocurrente y original las veinticuatro horas del día no es sencillo, y si no que se lo digan a los publicistas, debe ser agotador, pero hay que ofrecer, al menos, algo a cambio: un extracto, una foto, un fan art... pero no cien veces: el mismo extracto, la misma foto, y el mismo montaje. Tú te pones de chivo expiatorio, pero a mi me consta que no lo haces, que no abusas y que no saturas.

      Los círculos en los que te mueves en Facebook debido a las preferencias de cada uno, se estrechan cada vez más. Yo tengo contactos a los que veo de forma repetida (el sistema sabe que me interesa lo que dicen y me muestra su información) y de otros ni se acuerda, así que supongo que uno acaba girando sobre sí mismo y dando siempre la misma información a la misma gente. Y si encima es solo un "Soy maravilloso" te aseguro que cansa.
      Mil gracias por pasarte.
      Muchos besos.

      Eliminar
  3. Hola eMe!
    Como siempre nos traes cosas a debatir interesantes :)
    Me hace gracias eso de los grupos que ni sabías que estabas metido, jajaja, y que cierto que es.
    Cuando se abusa del spam, yo creo que más que atraer lo que se hace es el efecto contrario. Al final la gente acaba dejando de seguir, ocultando, o quitando las notificaciones, tanto de los grupos como de la gente que saturan una y otra vez con lo mismo. Y en twitter igual, cuando la gente se hace muy cansina con el spam, o le dejas de seguir, o le acabas silenciando. ¿Acaso se llega a más gente de esta forma? Yo creo que de vez en cuando está bien, para decir ¡Eh, estoy aquí! Pero en plan machaco yo creo que no se llega a ningún lado (claro, esto solo es mi humilde opinión que lo mismo estoy equivocada). Reconozco que tener imaginación para promocionar a veces es difícil, a mí por ejemplo me cuesta. Pero vamos, que creo que lo que hablas es así.
    Un besazo enorme y feliz finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú lo has dicho: "En plan machaque no se llega a ninguna parte". Y no sé si estarás equivocada o no, pero por lo menos conmigo ocurre como cuentas. En fin, tiene solución, unos cuantos bloqueos a usuarios, notificaciones desactivadas y a vivir feliz como una perdiz.
      Gracias por pasarte, Samantha!
      Besos!!

      Eliminar
  4. Interesante, como siempre. Ni te cuento la cantidad de gente que he dejado de seguir por culpa del spam.
    No me importa que me metan videos currados de sus libros, o párrafos de sus novelas con alguna foto. Pero ¿tuits repetitivos? los siento, pero con eso no trago. Seguir una cuenta que solo me dice eso no me aporta nada, así que adiós muy buenas.
    Gracias por la entrada
    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la cuestión, cuando hay tanto de todo (porque hay que reconocer que está masificado y que de muchas cosas ni te enteras), destaca quien hace algo diferente.
      No es fácil, pero... quién dijo que esto era el paraíso?
      Gracias a ti por pasarte.
      Besos.

      Eliminar