25/4/16

La voz de Archer - Mia Sheridan












SINOPSIS
Cuando Bree Prescott llega a Pelion, un pequeño pueblo en el condado de Maine, anhela contra toda esperanza que ese sea el lugar donde finalmente pueda encontrar la paz que busca con desesperación. El primer día en su nuevo entorno se tropieza con Archer Hale, un hombre silencioso que vive aislado por un dolor tan intenso como el de ella.
Bree y Archer empiezan a sentirse atraídos el uno por el otro. Un deseo irresistible que los empuja a acercarse sin remedio. Pero su historia encuentra barreras que pueden ser insalvables…
Un hombre solitario, la mujer que lo ayuda a encontrar su voz y una pasión dulce que esconde historias pasadas de secretos por desvelar. Una historia de deseo, destino y sufrimiento, pero, sobre todo, del poder del amor para transformarlo todo.

Leer esto con Cris D, del blog "Estantes de papel" (ENLACE) no fue realmente planeado como lectura conjunta ni nada de eso. Vi en Goodreads que lo había empezado y, como era un libro al que le tenía pereza por el aluvión de reseñas y publicidad (sí, esas cosas me agobian a veces, fui incapaz de ver Titanic en su momento por eso mismo), pensé que junto a alguien tendría más motivación para empezar. Y con Cris es fácil. Un simple "¿comentamos?" y nos pusimos con ello.


Como dice mi compañera de fatigas la lectura fue rápida, lo dividimos en cuatro tramos de capítulos para ir hablando por partes, y nos costó parar y no leerlo de corrido. Eso dice mucho a su favor, claro, y es que, sobre todo, la narración es muy fluida, pero en este caso no todo el mérito es de la autora, no olvidemos que Mia Sheridan no escribe en español (María José Losada, chapeau! ha sido una delicia no tener que pensar en usted más que al final, cuando uno piensa... Y ¿quién habrá traducido esto?). Así que, sí, como han dicho tantas y tantas reseñas que he leído por ahí, una vez lo empiezas y te metes en la historia... No puedes dejarlo.


Las dos coincidimos al pensar que entre los capítulos 18 y 27 hay cierto freno. La trama se hace algo lenta y la historia se ralentiza, pero vuelve a coger ritmo y, sin querer, te das de bruces con el epílogo. A mi esa parte se me ha hecho algo corta. No quiero decir con esto que sea precipitado, ni que queden cosas por explicar, solo que habría sido feliz con unas cuantas páginas más. 

He visto reseñas por ahí que... ¡Ejem!, te destripan el libro desde el minuto uno. Es algo que yo no pienso hacer, creo que anticipar algo más de lo que pone en la sinopsis es un error, pues la novela pierde parte de su encanto. Para mí, una de las cosas más emocionantes de una lectura (no solo en este libro, me suele ocurrir con la mayoría) es cómo te prepara el autor para iniciar la relación, qué ocurre con los personajes, por qué están ahí, cómo se justifica su forma de actuar... Y "eso" es realmente importante en esta historia. Ese posicionamiento ante los sentimientos de uno y de otro, ese "descubrir" cómo son... Es bonito, la verdad. 
Pero claro, no puedo pasar por alto el comentar que Archer Hale es el protagonista indiscutible de este libro. Por cómo se ha criado, por su forma de ser, por la necesidad que tiene de ser querido por sí mismo... Creo que la escritora ha hecho un trabajo magnífico con él. Entiendes su forma de actuar, sus motivos, su inseguridad... A nivel perfil es perfecto. Y, por supuesto con semejante personaje masculino, Bree, el femenino, ha de convertirse en el complemento ideal para no eclipsarle. Nuestra protagonista está hecha a la medida de Archer y consigue que le adores aún más.

No es un pero, realmente es algo que vengo observando, aunque sí un detalle que personalmente no me termina de convencer. Y es que, en las escenas tórridas, me sobran frases y palabras. Frases por que a veces las situaciones se repiten y alargan, y palabras que no me suenan del todo bien. No digo que no se le llame a las cosas por su nombre, no es eso, sino que a veces no me gusta ver determinados términos en una lectura.
Tampoco creo necesario que deban alargarse sobremanera. Es decir, si el autor describe durante todo el libro, perfecto; se sigue el tono de la narración. Si es así, lo acepto, pero si apenas sabes cómo es el pueblo o el aspecto de los jefes de Bree, o cómo es el supermercado, que, de repente, en un momento determinado algo comience a describirse con pelos y señales, pues... me cansa. Es como si la novela la escribieran dos personas distintas.
Con esto no quiero decir que estas escenas sobren o deban quitarse. La relación de los dos se basa, en buena parte, en el sexo, para los personajes es su forma de expresar lo que sienten (sobre todo al inicio), y eso se entiende en el libro. No son gratuitas, pero sí tienen un estilo demasiado descriptivo. Me doy cuenta de que eso es muy USA, al menos en muchos de los últimos libros que he leído se desarrollan del mismo modo (eso es algo que también ocurre con los finales de las autora americanas, muchos siguen el mismo patrón). Está claro que no es una valoración hecha con conocimiento de causa, no consumo tanta literatura americana, aquí traen lo que traen y yo en inglés no me defiendo, pero todo me hace pensar que quizá sea una característica de los libros de allí. 

Por lo demás me ha resultado una lectura bonita, tierna y muy emotiva. Unos personajes ante los que te rindes y de los que te enamoras.
Recomendable.