18/7/16

Maldad Latente - Sandra Brown



SINOPSIS
La doctora Emory Charbonneau, pediatra y corredora de maratón, desaparece en un sendero montañoso de Carolina del Norte. Su marido, Jeff, enfadado por una pelea reciente, denuncia su desaparición, pero para entonces el rastro de Emory ya se ha borrado.
Mientras la policía sospecha que Jeff se ha procurado un «divorcio instantáneo», Emory ha sufrido una inexplicable herida en la cabeza y, cuando recobra el conocimiento, descubre que es prisionera de un hombre con un pasado violento y siniestro que se niega a decirle su nombre. Emory decide que debe escapar de él, asumiendo todos los riesgos necesarios aunque su vida corra peligro.
Sin embargo, de forma inesperada, ambos se ven envueltos en un peligroso encontronazo con personas que tienen un código de justicia propio. Lo malo acaba siendo bueno en manos de un hombre que infunde temor, pero también despierta la pasión.



Nueva lectura conjunta de "De viaje literario" club de lectura al que pertenezco compuesto por bloggers, autoras y lectoras, unidas por el amor a los libros.
Grata experiencia; ya estoy deseando repetir.
(Enlace al resto de reseñas).



Entre muchas otras cosas, en las novelas de suspense hay algo que es muy importante y no es otra cosa que la forma en la que el autor dosifica la información que se le da al lector, y eso, Sara Brown, al menos en este libro, lo hace a la perfección. No terminas un capítulo sin ganas de saber qué pasará en el siguiente, y, en fin, hay capítulos, como por ejemplo el final del 32 que te dejan con cara de "yo-no-esperaba-esto" para a continuación poner la de "qué-pasará-ahora". 
Fijaros si el ritmo está conseguido que en la LC hicimos grupos de capítulos y yo, sin darme cuenta, me los iba pasando. Que teníamos que leer hasta el 33, yo me daba cuenta de que iba por el 36 por pura casualidad, así toda la novela. Fue un "¡Quiero más!" constante. Y creo que eso nos ha pasado a casi todos los lectores que se apuntaron. Una vez comenzado... no hemos podido parar. Por todo esto, para mi, este es uno de los puntos fuertes de la autora; lo que nos cuenta y lo que no nos quiere contar.

Ya comenté en la entrada anticipada en la que anunciaba la LC (Enlace), que la editorial había catalogado la novela como "Thriller y policíaca" y he de decir que sí, que coquetea más con ese género que con el de novela romántica. Como ya he explicado se mantiene al lector a la expectativa, atento a lo que ocurre en la narración, el suspense es continuo. La autora, desde el primer capítulo, abre muchas vías que mantienen la tensión, y una de ellas, no la importante, es la relación entre los protagonistas. Aclaro, y me gusta que lo hayan tratado así, que la historia se desarrolla en un periodo muy corto de tiempo, al menos la parte en la que ellos dos se conocen, y por lo tanto no se habla nunca de AMOR, sino de ATRACCIÓN. Me parece correcto este enfoque porque el Amor con mayúsculas hubiera sido muy poco creíble. Los flechazos existen, claro que sí, pero con una trama como esta hubiera sido es muy complicado creerse una historia de sentimientos puros hacia el otro. 

La autora nos sorprende con dos personajes bien construidos y perfectamente definidos. Y si ella me ha parecido coherente, él me ha encantado por sus silencios, por lo poco que te deja que descubras. Es verdad que sus motivos me han descolocado un poco (cuando se descubren), pero creo que es un gran protagonista.
Mención también para el resto de personajes, desde los hermanos Floyd hasta los dos polis del pueblo (geniales), Jeff, Alice... Todos. Han desarrollado sus papeles de maravilla.

Ya sé que no os estoy contando mucho, pero es que este es un libro para leer y no para que yo os haga un resumen sobre de qué va la historia. Sé que esto es muy poco ortodoxo porque una forma de recomendaros una lectura, es haceros ver qué os perderéis si no los lanzáis a por él, pero... no pienso desvelar nada. Si os gusta la intriga, si os apetece un libro de esos que no puedes dejar ni para ir a comer... Pues eso, a leer.

No conocía a la autora, es una de las grandes y yo no había leído nada suyo, pero Sara Brown es, desde ya, una de esas escritoras que pienso seguir.
Una petición: ¿No podría haber sido un poquito más largo el epílogo?

Recomendable.